Flojeritis Aguda y Contagiosa

Cuándo el ocio se convierte en letras...

19 septiembre 2013

Y los maestros...

Bueno, les cuento. Desde que vivo en el DF,  ¿Si se acuerdan que me mudé verdad? bueno, nunca de los nuncas me había afectado una huelga, paro, manifestación, o como quieran llamarle, pero esta situación de los maestros ya me afectó. Y no, no lo digo por el trafico, eso se soporta fácil. Toda esta semana mis hijos no tuvieron clases porque sus maestros se fueron apoyar al resto de maestros y no hay fecha de reanudación...No, no me malentiendan, estaba a favor de ellos, me parece bien que quieran hacerse oír por algo que les parece injusto, pero ahora me está tocando vivir lo que están viviendo los del otro lado, el lado de los padres de familia de niños sin clases, ¿ Que acaso los maestros no están violando sus principios al dejar a un lado a los niños por ver sus intereses? Bueno, no quiero abundar mucho en el tema, porque les repito, NO estoy en contra, pero tampoco 100% a favor.

Y por otro lado, los maestros que se quedaron, no valoran su trabajo. El día de ayer me topé al maestro de 6to año de primaria en la mañana, en una tiendita que esta rumbo a la escuela donde todos los niños acostumbran comprar sus juguitos, galletas o cosas por el estilo, pero este señor,  ebrio aún del día anterior, pidiendo con desesperación en la tienda un "Gatorade" con un hedor pestilente de putrefacción alcohólica, pasándoles por encima a los chámacos que llegaron antes que él, y para colmo, hay rumores que le gusta toquetear a las niñas de su grupo. Hay Dios... a este tipo de personas si hay que despedirlas y mandarlas a una isla desierta donde lo único que puedan toquetear son cocos y tragarse su agua.

En fin, esta entrada fue meramente de desahogo, solo espero que esto de la manifestación se solucione pronto, para que no afecte a tanto chiquito que no tiene clases y a tanto maestro que pide justicia.

Saludos y nos seguimos leyendo.

0 Señales de vida:

Publicar un comentario en la entrada

No hay mejor espejo que te refleje que tus palabras... gracias por tu comentario